Adicción a los carbohidratos

Otra vez intentaré bajar de peso. Una frase que dice mucho

En los pacientes a los que se les evalúa su consumo de alcohol, existe un pequeño cuestionario de cuatro preguntas, con el que se identifica si se sufre de un consumo perjudicial o si en realidad se trata de dependencia total. Este cuestionario, en realidad, estudia las características de las secreciones de ciertas sustancias cerebrales que se generan ante la constante exposición a un estímulo determinado. La solicitud del cerebro a consumir la sustancia, es el preámbulo a la secreción de sustancias que generan enojo, agresividad, ansiedad, insomnio, cefaleas, taquicardia y otros síntomas afines, si no consumes el producto.

En términos generales, el cuestionario podría evaluar la dependencia a otras sustancias que actúen en la misma vía cerebral, como las harinas y los dulces, y estas preguntas sondean tus consumos y los relacionan con un diagnóstico.

Adaptaremos las preguntas al consumo de harinas y dulces para saber si eres dependiente de carbohidratos:

  1. ¿Has intentado bajar de peso mas de una vez, inicias bien y luego vuelves a ganar peso de manera acelerada?
  2. ¿Las personas te conocen por algún sobrenombre relacionado con la comida o el peso?
  3. ¿Sufres de sentimientos de culpabilidad una vez que has terminado de comer en abundancia?
  4. ¿En las mañanas, buscas con ansias comer o beber algo dulce o con harinas?

Si por lo menos 3 respuestas fueron «si», entonces hay posibilidades que sufras un consumo perjudicial de carbohidratos, si las cuatro preguntas son si, entonces posiblemente sufres adicción a los carbohidratos.

Este test no está avalado como herramienta diagnóstica para la dependencia a las harinas y los dulces, pero abre las puertas a las evaluaciones subsecuentes, así como ayuda a plantear estrategias de abordaje psicológico, para los pacientes que resultasen con una posible adicción a los carbohidratos.

Asistencia a la Obesidad es un conjunto de profesionales trabajando de la mano para lograr que los pacientes por fin logren perder peso y mantenerse en un mejor estilo de vida. La educación y la supervisión son nuestros pilares fundamentales